El candidato presidencial Alejandro Ordóñez no puede lavarse las manos en el caso Odebrecht. La Procuraduría, que él dirigió, dejó prescribir la investigación por los sobornos a funcionarios en la licitación de la Ruta del Sol y la autopista Bogotá-Girardot. El expediente terminó archivado por una sola razón: el entonces procurador Ordóñez le ordenó expresamente a la funcionaria a cargo de la investigación que se concentrara en otros procesos.

Así lo prueba un documento de la propia Procuraduría durante la gestión de Ordóñez, revelado por el columnista de la revista Semana Daniel Coronell.
“Por instrucción del Procurador General de la Nación, durante el período 2012-2013 la doctora María Fernanda Coral y el doctor Julio Calonje tuvieron dedicación de manera exclusiva  a los dieciocho (18) procesos de la Dirección Nacional de Estupefacientes  por tratarse de un asunto de relevancia nacional  para lo cual inclusive se ordenó que los funcionarios comisionados trabajaran desde sus casas exclusivamente en esos procesos”.
Esta versión de Coronell contradice la versión del exprocurador de que el proceso se archivó por “falta de pruebas”.
“El exfuncionario, quien salió de su cargo en septiembre de 2016 por orden del Consejo de Estado que anuló de su reelección, dice que las indagaciones que hizo no fueron suficientemente probatorias para haber destapado en ese entonces la red de corrupción, que solo se conoció hasta que las propias cabezas de Odebrecht confesaron el modus operandi, sacudiendo así a los 12 países de Latinoamérica y África en los que la constructora entregó multimillonarios sobornos para quedarse con megaobras de infraestructura”, dice El Espectador.
El caso que tenía Coral no fue reasignado, y la prescripción favoreció a Daniel García Arizabaleta, Gabriel Ignacio Morales, Juan Manuel Barraza y Miguel Peñalosa, involucrados con el caso Odebrecht.
“El documento emitido por la propia Procuraduría explica que el proceso (por el caso Odebrecht) fue archivado por “la presunta mora procesal que se habría presentado entre noviembre de 2011 y julio de 2013””, dice Coronell.
Y a este lo presenta el dueño del clan del CD, senador y expresidente, Álvaro Uribe, como hombre honesto y cristalino??

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quien se robo, en los últimos años a la Guajira, fue Cambio Radical, el partido del vice presidente Germán Vargas Lleras. Es imposible que los colombianos no le cobremos a este partido en las próximas elecciones.

Por Vargas Lleras ni un voto, ni por el "chiras" debe llegar este prepotente a la presidencia en el 2018.

Andres Felipe Arias no es ningún perseguido político, es un delincuente de cuello blanco.