El Centro Democrático denuncia ante Fiscalía a exministras Parody y Álvares por caso Odebrecht, todos corruptos, que se investiguen a todos, entre los del CD y estas señoras que venga el diablo y escoja.


Los del CD tratando de tapar las cagadas del gobierno del patrón, denuncian a dos ex ministras del actual gobierno de las cuales también tienen rabo de paja.
Que se saquen los trapitos sucios, total ya sabemos quienes nos gobiernan, ningunos santos palomas, pero lo que si no se puede tapar es que en el gobierno del uribestia se rompió el récord Guinnes en corrupción.

En la mañana de este jueves será radicada ante la Fiscalía General una denuncia formal en contra de las exministras de Transporte, Cecilia Álvarez Correa y de Educación, Gina Parody por el delito de tráfico de influencias. Esto por no declararse impedidas en la firma del documento que avaló el otrosí para el contrato de la Ruta del Sol Tramo II en el año 2014.
Consideran que esta acción, que fijaba como otrosí la ruta Ocaña – Gamarra, beneficiaba directamente los intereses de la familia Parody. “En Gamarra el país sabe que se está construyendo un Puerto en el cual tiene intereses económicos la familia de la exministra Parody, y las dos ministras en su momento tuvieron injerencia directa en el Conpes y en el Consejo de Ministros”.
Considera que pese a esto no manifestaron impedimento alguno cuando se presentó la propuesta para adicionar 900 mil millones de pesos al contrato principal firmado en el año 2009. En la denuncia presentarán como soporte el documento Compes 3817 del 2 de octubre de 2014 titulado: “Modificación al Documento Compes 3571 ‘Importancia Estratégica del Proyecto Vial Autopista Ruta del Sol’, Tramo 2”.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Quien se robo, en los últimos años a la Guajira, fue Cambio Radical, el partido del vice presidente Germán Vargas Lleras. Es imposible que los colombianos no le cobremos a este partido en las próximas elecciones.

Por Vargas Lleras ni un voto, ni por el "chiras" debe llegar este prepotente a la presidencia en el 2018.

Andres Felipe Arias no es ningún perseguido político, es un delincuente de cuello blanco.