Melania Trump : la mujer-florero, la mujer-objeto, la mujer detrás del “gran” hombre, la primera dama…¿ “síndrome de Estocolmo”?


Super modelo internacional, descubierta en las calles de Liubliana, capital eslovena, por el fotógrafo Stane Jerko. Melania nació en Eslovenia, antigua Yugoslavia, en la ciudad industrial de Sevnica.
Su apellido original es Knavs, el cual cambió por Knauss cuando empezó a modelar de forma internacional.
Su papá vendía autos y su mamá trabajaba en una fábrica textil
Todos vivieron toda su vida en un edificio clásico de arquitectura comunista de ocho pisos que daba contra la escuela primaria de la ciudad.
A parte de su natal esloveno, Melania habla inglés, francés, alemán y serbocroata.
Pasan los días y seguimos sin saber cómo tomar a Melanija Knavs, la exmodelo yugoslava que se nacionalizó estadounidense en 2006 y once años después se convertiría en la primera dama de Estados Unidos.
Melania Trump , inmigrante y sin saberse ¿como obtuvo su residencia permanente o Green card? 
Hoy día, que se habla de feminismo, igualdad de géneros, discriminación femenina, de patriarcado, de machismo, ¿que papel juega Melania como primera dama de EEUU? ¿Primera dama en la sombra?
Mientras Melania permanece en Nueva York, Ivanka Trump parece lista para asumir algunos de los deberes de la primera dama, ejerciendo como anfitriona de facto en eventos formales y reuniones con dignatarios.
Melania se mantuvo en un segundo plano durante la campaña de su marido, 24 años mayor que ella, hasta que en julio, durante la Convención Nacional Republicana que se llevó a cabo en Cleveland, Ohio, habló ante miles de asistentes.
"Si quieren a alguien que luche por ustedes y no los defraude, él es el indicado", dijo refiriéndose a Trump en un discurso que levantó sospechas por parecerse a uno de la ex- primera dama Michelle Obama.
Y pocos días después le dio una rara entrevista en la cadena MSNBC.
En un gran salón con lujosas lámparas y muchos brillos dorados, habló un poco más sobre política e incluso sobre inmigración, tema que ella, nacida en Europa, conoce de primera mano.
"¿Estoy siempre de acuerdo con él? No. Le doy mis opiniones, le digo lo que pienso. A veces escucha, a veces no", reveló Melania en Us, que tituló así la entrevista: "El Donald que sólo yo conozco".
La idea de Malania como víctima ha calado.
Sin embargo, a la hora de ser serios, la opinión se divide entre los que creen que hay que "ser amables" con ella, aunque solo sea una presunta víctima, y no olvidar ni por un segundo que Trump es el verdadero objetivo; y los que rechazan que se le victimare y alegan que hay que hacerla responsable de sus decisiones; por ejemplo, la de seguir tolerando a un hombre de ideas abiertamente xenófobas como su marido y continuar en el papel de colaboradora de un gobierno que niega el cambio climático y se relame con la elboración de muros.
Y aun así, más que una incógnita o un personaje ambivalente, la primera dama estadounidense es ahora mismo un papel en blanco sobre el que estamos proyectando nuestras pesadillas. Por si fuera poco, todos esperarán convertirla en su instrumento : mientras su marido parece usarla como trofeo, los enemigos de Trump la quieren de arma arrojadiza, e incluso desde el feminismo la han usdo como símbolo de un estado de cosas, minimizando o exacerbando las circunstancias concretas de su "drama particular" (en caso de que sea efectivamente un drama).
La rebelión ante esta nueva encarnación de lo más rancio del aparato misógino y opresor en el poder es lo que viene explotando en las calles día tras día. Y no solo en las calles en las que Madonna o Scarlett Johansson dan discursos, también en las que se llenan de mujeres perseguidas : las negras, las indígenas, las musulmanas, las mexicanas, mujeres que corren auténticos riesgos.
Melania no solo no pertenece a ninguno de esos colectivos sino que lo más probable es que no mueva un dedo por ellas, ni siquiera en nombre de su origen balcánico y su condición de inmigrante en EEUU. 
                                                



Comentarios

Entradas populares de este blog

Por Vargas Lleras ni un voto, ni por el "chiras" debe llegar este prepotente a la presidencia en el 2018.

Quien se robo, en los últimos años a la Guajira, fue Cambio Radical, el partido del vice presidente Germán Vargas Lleras. Es imposible que los colombianos no le cobremos a este partido en las próximas elecciones.

Andres Felipe Arias no es ningún perseguido político, es un delincuente de cuello blanco.