Quien se robo, en los últimos años a la Guajira, fue Cambio Radical, el partido del vice presidente Germán Vargas Lleras. Es imposible que los colombianos no le cobremos a este partido en las próximas elecciones.



En su calculadora modelo 92 se le haría imposible digitar todos los ceros que tiene el acumulado de los dineros que ha recibido la península en los últimos 25 años. En dólares, la cifra llega a los 953 millones. En pesos son casi de 2,4 billones (2’397.521’000.000), de acuerdo con el Comité de Seguimiento y Evaluación a la Inversión de Regalías del Carbón. Estas cuentas a finales del 2005, no encuentro cifras actualizadas, pero con estas cantidades podemos vislumbrar lo imperdonable que es la muerte de un solo niño por física hambre.

Andrés Mena no sabe de regalías. Ni siquiera alcanza a imaginar cuántos millones de pesos recibe por este concepto su departamento, La Guajira. Lo único que tiene claro este habitante del barrio Rojas Pinilla, de Riohacha, es que frente a su casa, sobre el lodazal desde el que millares de ranas invernales dan sus conciertos vespertinos, no hay un solo centavo de esa plata.

La Guajira : ¿más de una década en manos de la corrupción política? Pero lo inaudito es, de tantos años de robo donde estaban las autoridades, para prevenir y evitar estos hechos tan bochornosos?

La Guajira, donde más se perdieron recursos de regalías en el Caribe.

En el segundo semestre del año pasado se registró un posible detrimento de 19.868 millones de pesos.

En la última auditoría de la Contraloría General, se evidenciaron 50 irregularidades en el manejo de regalías en la región Caribe, que habrían generao pérdidas por 30.846 millones de pesos.
En esa región, el departamento en donde más se pierden dineros de regalías es La Guajira, en donde hubo un presunto detrimento patrimonial de 19.868 millones de pesos en el segundo semestre del año pasado.

Le siguen Cesar, con pérdidas de 4.417 millones y Bolívar, con 2.053 millones de pesos.
A pesar de la crisis por falta de agua y alimentos que sufre La Guajira, en donde más se despilfarra recursos en esta región es en sectores de agua potable, educación, agricultura y vivienda.
Solo en la construcción del acueducto y alcantarillado del corregimiento Camarones, en Riohacha, se perdieron 10.858 millones de pesos, pues esta obra no está operando porque nunca obtuvo los permisos ambientales requeridos y la calidad del agua no es apta para el consumo humano.
Por malos manejos en dineros de regalías para la educación, en La Guajira se perdieron 4.547 millones de pesos. Este monto está relacionado con un contrato para la interventoría técnica administrativa y financiera en proyectos de cobertura educativa.
Y en agricultura, La Guajira perdió 3.495 millones. La mayoría tiene que ver con un contrato que costó más de 1.625 millones de pesos y que tenía como objeto suministrar semovientes "puros, mestizos y criollos" que fueron requeridos para un proyecto del sector ovino.
"La Contraloría determinó una insuficiente identificación de los beneficiarios del proyecto, inconsistencias en el número de ovinos machos a entregar así como actas de entrega de los semovientes, suscritas por el contratista y los beneficiarios, que carecen de información que permita establecer la plena identidad del productor ovino o la ubicación individual de cada predio", dice la auditoría.
En la Guajira la corrupción política ha impedido que se lleven a cabo programas sociales con cambios sostenibles. En la mayor parte de los municipios de La Guajira los colegios y escuelas están desmantelados o abandonados. La salud, como en todo el país, vive una honda crisis. Faltan centros asistenciales, hospitales, personal médico y medicamentos, la tasa de mortalidad asociada a la desnutrición aguda en La Guajira aumentó un cincuenta por ciento en los últimos cuatro años, según el ministro de Salud, Alejandro Gaviria.
En La Guajira la situación de los niños y niñas Wayuu es tan crítica, que la Procuraduría en días pasados dio a conocer su petición a la Corte Constitucional para que intervenga ante las constantes violaciones a los derechos fundamentales frente a una evidente y crítica situación de abandono institucional, que amerita impartir una serie de órdenes para proteger a la población de La Guajira y en especial a la comunidad indígena Wayuu. Igualmente, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos le solicitó al Gobierno nacional asegurar la disponibilidad, accesibilidad y calidad de los servicios de salud, con un enfoque integral y culturalmente adecuado, con el fin de atender la desnutrición infantil, así como tomar medidas inmediatas para que las comunidades beneficiarias puedan tener, a la brevedad posible, acceso al agua potable y a alimentos en calidad y cantidad suficientes. Pero la situación no ha cambiado a pesar de las medidas cautelares y de recientes órdenes impartidas por el Tribunal Superior de La Guajira para que el presidente de la República garantice el acceso al agua de los niños Wayuu que mueren de sed y hambre. En declaraciones recogidas por El Catolicismo el obispo de Riohacha, Héctor Salah, aseguró que “la principal calamidad de La Guajira es su clase política. Pues, valiéndose del poder delegado por la gente, ha usado para su propio beneficio los recursos que debieron emplear en la solución de tanto problema que tiene la región. No se pueden seguir robando la plata destinada para alimentar a los niños wayuu, como lo han venido haciendo en los últimos años”.


Comentarios

  1. El problema nunca desaparecerá mientras votemos en las Presidenciales por el candidato del oficialismo por que ello conlleva a que se saquee el presupuesto nacional para comprar votos y hacer dádivas encaminadas a obtenerlos. NO VOTEMOS POR EL SEÑOR VARGAS LLERAS, NO ALIMENTEMOS LA CORRUPCIÓN.

    ResponderEliminar
  2. Álvaro S. Martínez Ramírez13 de febrero de 2017, 10:20
    El problema nunca desaparecerá mientras votemos en las Presidenciales por el candidato del oficialismo por que ello conlleva a que se saquee el presupuesto nacional para comprar votos y hacer dádivas encaminadas a obtenerlos. NO VOTEMOS POR EL SEÑOR VARGAS LLERAS, NO ALIMENTEMOS LA CORRUPCIÓN.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Por Vargas Lleras ni un voto, ni por el "chiras" debe llegar este prepotente a la presidencia en el 2018.

GUSTAVO PETRO PRESIDENTE 2018!!

Andres Felipe Arias no es ningún perseguido político, es un delincuente de cuello blanco.