Por la lupa de la Contraloría Delegada de Minas y Energía pasarán más de 1.000 millones de dólares destinados a contrataciones en el proyecto de ampliación y modernización de la Refinería de Cartagena (Reficar).


La Contraloría instalará mañana la comisión encargada de verificar posibles irregularidades en el proceso de modernización de la refinería.

El ente de control examinará un número relevante de contratos por cerca de 1.000 millones de dólares que otorgó Reficar, además de una revisión en detalle de temas como los pagos dobles y triples que se dieron en algunos contratos, para volver a adelantar trabajos ya efectuados. Así mismo, se van a revisar unas situaciones frecuentes que se dieron en el desarrollo del proyecto, como cobros de utilidades por parte de los subcontratistas y en general el desempeño constructivo de los contratistas.
De acuerdo con la Contraloría, la información proporcionada por Reficar no fue la necesaria para seguir con el proceso dado que se encontraron hechos que evidencian una gestión ineficiente de la refinería, comopérdidas de documentos importantes y otras situaciones que entorpecen la gestión de investigación.
Esta nueva auditoría especial será adelantada por un grupo de 16 auditores, especialistas como como ingenieros civiles, de petróleos y de sistemas, abogados, contadores, economistas y administradores financieros, todos expertos forenses.
                                                                     

Cabe recordar que durante la auditoría anterior se revisaron contratos por1.730 millones de dólares y los hallazgos encontrados suman 943 millones de dólares, además del lucro cesante que se determinó en 1.936 millones de dólares.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Por Vargas Lleras ni un voto, ni por el "chiras" debe llegar este prepotente a la presidencia en el 2018.

Quien se robo, en los últimos años a la Guajira, fue Cambio Radical, el partido del vice presidente Germán Vargas Lleras. Es imposible que los colombianos no le cobremos a este partido en las próximas elecciones.

Andres Felipe Arias no es ningún perseguido político, es un delincuente de cuello blanco.