La trampa con la que quieren truncarle el camino a Petro a la presidencia...“El Mandado de Vargas Lleras al contralor Distrital Granados”


Por decreto que sancionó Petro en su administración de bajar la tarifa de transmilenio de $1700 a $1400 en horas valle, la Contraloría Distrital le impuso una multa por el supuesto detrimento que causo dicha decisión.
La entidad le impuso una multa, por la bobadita de $217,000 millones y así el Contralor, haciéndole un favor a Vargas Lleras, lo inhabilitó para lanzarse como candidato a la presidencia en el 2018.
Así mismo, Ricardo Bonilla, exsecretario de Hacienda, Ana Luisa Flecha, exsecretaria de Movilidad y Libardo Yanas Márquez, quien también firmaron la resolución para ordenar la rebaja en las tarifas, deberán compartir la multa con el exalcalde.
Vale la pena aclarar que si Petro paga la multa o la decisión es tumbada por el Tribunal de Cundinamarca, si podrá participar en la carrera presidencial que se acerca. A esto hay que sumarle el trino del mismo exalcalde en su cuenta de Twiter en donde aseguró : "Rendré que pagar 200.000 millones porque para el contralor de Vargas Lleras, los usuarios del bus deben pagar hasta el último peso de su costo".

Tendré que pagar 200.000 millones porque para el contralor de V Lleras , los usuarios del bus deben pagar hasta el último peso de su costo

Sobre el tema, Gustavo Petro manifestó que debe "pagar 80 millones de dólares de mi bolsillo por implementar política legal de cofinanciación del transporte público. ¿democracia?"


Petro indicó que la decisión de bajar las tarifas de Transmilenio en 2012 obedeció a la política social que implementó durante su administración en Bogotá, y que no violaron las normas establecidas, pese a que la Contraloría diga lo contrario.

Debo pagar 80 millones de dólares de mi bolsillo por implementar política legal de cofinanciación del transporte público. Democracia?


Comentarios

Entradas populares de este blog

Andres Felipe Arias no es ningún perseguido político, es un delincuente de cuello blanco.

El candidato presidencial Alejandro Ordóñez no puede lavarse las manos en el caso Odebrecht. La Procuraduría, que él dirigió, dejó prescribir la investigación por los sobornos a funcionarios en la licitación de la Ruta del Sol y la autopista Bogotá-Girardot. El expediente terminó archivado por una sola razón: el entonces procurador Ordóñez le ordenó expresamente a la funcionaria a cargo de la investigación que se concentrara en otros procesos.