Política colombiana: Claudia López precandidata presidencial.


                                           
El trabajo de la senadora Claudia López en el congreso de la república ha sido estupendo, me gusta su discurso anticorrupción, me gusta, por ejemplo cuando dice cosas como, "Porque yo creo que este Congreso es una desgracia para Colombia, no está sino sobrerrepresentada la corrupción y la politiquería y los ciudadanos no están aquí, y para derrotar eso hay que lograr cambiar al Gobierno y cambiar al Congreso".
O como esta otra, "Es un círculo vicioso. Hay que romper eso y la única manera es armar una coalición con el 80 por ciento de la ciudadanía que no está en ningún partido pero que estamos desesperados con este mar de corrupción. Hay que armar una coalición que nos permita hacer una acción colectiva para traer gente nueva y decente al Congreso, por lo menos triplicar el número de gente buena que tenemos aquí, y segundo, competir duro por la presidencia para acabar con la ‘mermelada’ y la corrupción que vienen desde allá."
Pero nada mejor cuando al  “haberle cantado la tabla a Uribe”, con tal valentía, vehemencia y contundencia y haberle dado el mote bien merecido al "grancolombiano" de "rata de alcantarilla", eso enamoró a muchos colombianos cansados del proceder del expresidente y actual senador Álvaro Uribe.
A mi me confunde una sola cosa de la señora senadora Claudia López:
En las pasadas elecciones a la alcaldía de Bogotá, la hoy senadora del partido verde (que de verde?), en un tuit suyo en el que afirma que no votará por Clara López para la próxima alcaldía de Bogotá, que lo hará o por Rafael Pardo o por Peñalosa y que su voto será secreto. Sabemos bien que su intención de voto, apoyó las presidenciales del 2014 a Peñalosa, de que trabajo en la alcaldía pasada de su amigo Peñalosa, no es difícil concluir a pesar del voto secreto, este fue por el señor Peñalosa.
Y me confunde más, al saber que Peñalosa y Uribe más allá de aspiraciones y estrategias políticas son amigos.  El país recuerda muy bien aquel apoyo público y mediático que Uribe dio a Peñalosa en su última y fracasada campaña a la alcaldía; que costó, además, la ida a pique del Partido Verde, ¡su partido! Y URIBE! Es el creador y jefe de eso que usted tanto ha denunciado con pasión, el paramilitarismo y la parapolítica.
Y aquí tampoco es secreto que la otra gran sombra de Peñalosa es Vargas Lleras, quien parece ser otro Uribe, un hombre conectado con mafias políticas y económicas también nefastas para el país, como la mafia de Kiko Gómez en la Guajira, que tanto usted ha denunciado, y que le puso precio a su cabeza.
Además de todo lo anterior, Peñalosa en su última alcaldía no es que haya sido un virtuoso en la administración pública, impulsó un sistema de transporte masivo revolucionario, tan revolucionario que no es público, es de unos privados, muy, muy cercano a Peñalosa y sus amigos, como Vargas Lleras. Incluso hay quienes afirman (con criterio) que Enrique nos alejó del Metro para consolidar semejante empresa (Transmilenio) que deja millonarias utilidades a sus socios al tiempo que la ciudad la mantiene con el dinero de los bogotanos.
Peñalosa también privatizó la Energia de Bogota, dejo losas partidas, bolardos, trabajo fuerte por el sector Norte de Bogotá olvidando el Sur, discriminación?
Bueno! Es claro que usted siente una profunda simpatía por Peñalosa y que tienen una amistad de años,  y que usted últimamente trata de disimular, esta es mi gran confusión!
Y por lo demás, si, me gusta que se lance a la arena de la presidencia, de eso se trata la "democracia" y me gusta cuando usted habla de "coalición ciudadana", cuando dice que quiere llegar al poder  “con el 80 por ciento de los ciudadanos que no pertenecen a ningún partido”.
Si, sería buenísimo una lucha frontal contra los que siempre han gobernado, contra la corrupción, contra el narcoparamilitarismo, contra todos los males de Colombia.
Esta carrera por la presidencia hasta ahora empieza a decantarse, y si, me gusta mucho el discurso de la senadora, a pesar de mi confusión, en últimas EL TIEMPO DIRÁ.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Por Vargas Lleras ni un voto, ni por el "chiras" debe llegar este prepotente a la presidencia en el 2018.

Quien se robo, en los últimos años a la Guajira, fue Cambio Radical, el partido del vice presidente Germán Vargas Lleras. Es imposible que los colombianos no le cobremos a este partido en las próximas elecciones.

Andres Felipe Arias no es ningún perseguido político, es un delincuente de cuello blanco.