Irán desafía al gobierno Trump. Irán amenaza con disparar «misiles rugientes».


En este país se han iniciado maniobras militares con misiles en medio de la creciente tensión con Estados Unidos, que ayer impuso sanciones a 13 individuos y 12 entidades relacionados con el programa de misiles iraní.


Irán no se quedó de brazos cruzados ante las sanciones aprobadas por Estados Unidos a 13 individuos y 12 entidades relacionados con el programa de misiles balísticos de Teherán. De inmediato anunció medidas recíprocas y avisó que respondería a estas sanciones.
La Fuerza Aeroespacial del cuerpo de elite de los Guardianes de la Revolución de Irán ha comenzado hoy una serie de maniobras militares que incluyen la prueba de sistemas de misiles, radares, centros de mando y unidades de guerra informática, según han informado las agencias oficiales de noticias de Irán.
«Trabajamos día y noche para proteger la seguridad de Irán. Y como veamos el menor traspiés de nuestros enemigos,nuestros misiles rugientes caerán sobre sus cabezas», ha declarado el director de la unidad aeroespacial de las Guardias, el general de brigadaAmir Ali Hajizadeh,en declaraciones a la agencia Tasnim.
Según un comunicado publicado por los Guardianes de la Revolución en su página Sepahnews, las amplias maniobrasse realizan en un área de 35.000 kilómetros cuadrados en la provincia de Semnan, en el noreste del país.
La etapa principal de los ejercicios han arrancado tras cinco días de trabajo preparatorio,en el marco de los esfuerzos del Ejército para fortalecer su capacidad defensiva, ha agregado la nota.
Horas antes, el presidente estadounidense, Donald Trump, alertó a Irán de que«está jugando con fuego», a lo que el jefe de la diplomacia persa, Mohamad Yavad Zarif, contestó que su país no va a iniciar una guerra pero ejercerá la legítima defensa de ser necesario.
                                                          

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quien se robo, en los últimos años a la Guajira, fue Cambio Radical, el partido del vice presidente Germán Vargas Lleras. Es imposible que los colombianos no le cobremos a este partido en las próximas elecciones.

Por Vargas Lleras ni un voto, ni por el "chiras" debe llegar este prepotente a la presidencia en el 2018.

Andres Felipe Arias no es ningún perseguido político, es un delincuente de cuello blanco.