Los premios Nobel de Paz, que se reúnen esta semana en Bogotá para la cumbre de laureados, criticaron este jueves las políticas de "odio" del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra los inmigrantes y a Santos , aunque sin dar nombre, por fin se le escucharon palabras en contra de las medidas tomadas por el nuevo presidente de EEUU.


Durante su intervención en la cumbre de Premios Nobel de Paz, el presidente criticó el creciente "discurso de odio y exclusión" y calificó de "absurdo" la medida contra los inmigrantes. No obstante, jamás se refirió directamente a Trump..

"La discriminación, la crisis de los refugiados y el rechazo creciente y absurdo a los migrantes frente al discurso de odio y exclusión que conquista los corazones atemorizados ¿Qué le podemos decir a la humanidad?", dijo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, durante la apertura de la XVI Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz.

La yemení Tawakkul Karman cuestionó el decreto firmado por Trump, que entró en vigor el viernes, con el que se impide el ingreso a Estados Unidos durante 120 días de refugiados de Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen, y que ha provocado multitudinarias manifestaciones en el país.
"Es un acto con fondo racista", sostuvo la galardonada en 2011, al calificar el decreto como una medida "en contra de los musulmanes". "No podemos señalar a los musulmanes por su religión, señor Trump", agregó.

Por su parte, la estadounidense Jody Williams, premiada en 1997 por su lucha contra las minas antipersonales, dijo desconocer "cómo se le dio una oportunidad al hombre que usó violencia, racismo y sexismo en la campaña para convertirse presidente".
Por su parte, la estadounidense Jody Williams, premiada en 1997 por su lucha contra las minas antipersonales, dijo desconocer "cómo se le dio una oportunidad al hombre que usó violencia, racismo y sexismo en la campaña para convertirse presidente".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Por Vargas Lleras ni un voto, ni por el "chiras" debe llegar este prepotente a la presidencia en el 2018.

Quien se robo, en los últimos años a la Guajira, fue Cambio Radical, el partido del vice presidente Germán Vargas Lleras. Es imposible que los colombianos no le cobremos a este partido en las próximas elecciones.

Andres Felipe Arias no es ningún perseguido político, es un delincuente de cuello blanco.