Un llamado de auxilio lanzaron pediatras y pacientes en Bogotá porque varios hospitales del Distrito, como el de Kennedy y el Simón Bolívar, se quedaron sin unidades de atención a niños y adolescentes.

Distrito, pese a quejas, dice que todo está bajo control.
 Un llamado de auxilio lanzaron pediatras y pacientes en Bogotá porque varios hospitales del Distrito, como el de Kennedy y el Simón Bolívar, se quedaron sin unidades de atención a niños y adolescentes.
De acuerdo con la denuncia, tanto equipos como especialistas fueron trasladados a otros centros médicos. Así, los pequeños han terminado sometidos a largos recorridos y los papás gastan más dinero en el desplazamiento.
Frente al inconformismo, se pronunció el secretario de Salud de Bogotá.“Lo que estamos haciendo es tener centros especializados, que no tienen que estar en todos los barrios, ni en todas las localidades. no tiene sentido, así no funciona la medicina. Además, no conseguimos especialistas para toda esa cantidad de sitios diferentes. El paciente puede llegar donde quiera, si quiere al hospital Simón Bolívar, y si requiere una hospitalización en unidad de cuidados intensivos, lo van a trasladar y lo van a atender”, declaró Luis Gonzalo Morales. 
Mientras tanto en otros hospitales como El Tunal, donde sí hay unidad pediátrica, apagan sus propios incendios. Según un especialista de este centro médico, quien prefiere ocultar su identidad por miedo a perder el trabajo, se presentan problemas con el suministro de algunos medicamentos a menores.
Faltan gasas, antibióticos básicos, insumos, a veces no hay forma de ponerle yeso a los pacientes, porque no hay un algodón. Pasa a veces que en las noches no hay y en el día sí. A veces, se pregunta por determinado medicamento y está bajo llave”, declaró el denunciante.
Según el secretario de Salud, dicha información no es exacta. “El tema de los medicamentos e insumos, ya se les pagó en diciembre a todos los proveedores, no tenemos deudas, eso no tiene por qué estar sucedidiendo. Yo sí quisiera conocer los casos concretos”, dijo Morales.
A la lista de traslados de unidades de pediatría, se suma el del hospital de Engativá, que fue ordenado en las últimas horas.
En Bogotá, una ciudad donde el 32% de la población son menores, se han cerrado más de 300 camas para niños y adolescentes en las últimas dos décadas. Así lo asegura la Sociedad colombiana de Pediatría. No obstante, el secretario de Salud aseguró que en los próximos meses, abrirán 200 camas nuevas.
Otro motivo para revocar a Peñalosa.
                       

Comentarios

Entradas populares de este blog

Por Vargas Lleras ni un voto, ni por el "chiras" debe llegar este prepotente a la presidencia en el 2018.

Andres Felipe Arias no es ningún perseguido político, es un delincuente de cuello blanco.

GUSTAVO PETRO PRESIDENTE 2018!!